El IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas) es el impuesto que todos los trabajadores con rentas obtenidas en España deben pagar al Estado. Hay que tener mucho cuidado con el cálculo del Impuesto, ya que una errónea estimación puede acarrearnos sanciones e intereses de demora.

Cómo calcular el IRPF

Calcular el IRPF es una tarea un tanto compleja y, por ello, antes de hacer laDeclaración de la Renta, conviene conocer nuestra situación fiscal para así poder realizar una correcta estimación.
A continuación enumeramos algunos consejos y pautas importantes a la hora de calcular el IRPF:

  • Conoce tus ingresos: es necesario que sepas con exactitud cuáles han sido tus ingresos durante el año. Además, hay que tener en cuenta que existen una serie de cantidades exentas de impuestos que no tienen que declararse.
  • Información de tus bienes: Si algún año hayas hecho una compra o inversión en algún bien inmueble y no has declarado el precio con el que se ha comercializado dicho bien, hay que tenerlo en cuenta para el cálculo de IRPF.
  • Gastos deducibles: En la Declaración de la Renta hay ciertas cantidades que pueden deducirse de los ingresos. Entre ellas se incluyen los gastos en que hayas incurrido para la obtención de rentas ó bienes inmuebles.

Una vez se han conocido y recogido estos datos, el cálculo del IRPF se realiza a través de la fórmula: IRPF = ingresos – gastos – bienes inmuebles. Esta es la cantidad total que hay que pagar y es la que hay que declarar en la Declaración de la Renta.

Conclusion

Para calcular el IRPF, es importante tomar en cuenta todos los detalles mencionados anteriormente. Por eso, es importante que siempre se asesore con el correspondiente especialista para evitar problemas con la Agencia Tributaria.